Método para entrenar los ojos y mejorar la velocidad de lectura o la puntería

brillo-en-ojo

También los ojos pueden entrenarse

En los ejercicios marcados expresamente para práctica de cada ojo por separado podremos agilizar los zurdos primero el ojo izquierdo y los manidextros el derecho.

Se tapa suavemente el ojo que descansará mientras el otro practica.

Ejemplo: Taparé el ojo izquierdo primero y con mi ojo derecho comienzo a mirar del margen izquierdo atravesando con la mirada hacia la media página y atento procederé a buscar el sitio para colocar mi punto de visión máxima.

Al ojo izquierdo le tocará en su turno leer todo aquello que esté colocado de la mitad de la página al extremo derecho, teniendo el ojo derecho cubierto.

Este tipo de ejercicios facilitará la ampliación del enfoque, del campo de reconocimiento, del área de dominio de cada vistazo horizontal primero y del vertical después.

Se requiere vigilar que la fracción del movimiento de salto de los ojos conserve la cadencia creciente usual, un poco más rápido cada vez y nunca más despacio que en los anteriores ejercicios.

También puede uno ejercitarse en las cosas sencillas como ver las placas de los coches, con un vistazo instantáneo, letras y números con un ojo; tan rápido como el chasquido de los dedos.

También letreros, rótulos, anuncios, logos, ropa, adornos, detalles de joyería de los compañeros de trabajo o parientes; en la calle ver las marquesinas, en las oficinas la decoración, en las tiendas apreciar la distribución de las mercancías, en los aparadores, en los kioskos de revistas, etc.