Remedios antiguos contra los mosquitos (1897)

Compuestos para ahuyentarlos o matar­los.

A) Esencia, de eucalipto 30 partes, talco 20 partes, almidón 420 partes. Se aplica a las manos y a la cara con una borla de polvos.

  1. Naftalina 30 gr, talco 00 gr, almidón 480 gí’) esencia dLe poleo 8 cm1. Se reduce todo a polvo fino, que se aplica a las partes descubiertas antes de acostarse.
  2. Quemando una pequeña cantidad do polvos insecticidas de Persia en una habi­tación no queda en ésta ningún mosquito.
  3. Se hace una pasta con mucilago de tragacanto y 500 partes de carbón de leña en polvo, 00 partes de salitre, 40 partes de ácido fénico y 250 partes de polvos in­secticidas. Se forman conos pequeños con esta masa, que se emplean como fumi­gantes.

B) Benjuí 100 partes, bálsamo de Tolú 100 partes, carbón de lena 500 partes, pol­vos insecticidas L50 partes, salitre 50 par­tes. Se hace una masa con agua, y se divide en pastillas, que se queman en la habi­tación.

C) Nitrato potásico 45 gr, mucilago de tragacanto G0 cm3, polvos insecticidas 00 gramos, altea en polvo S gr, tragacanto y gr. Se mezcla el nitro con e’ mucilago, y en sitio aparte los demás ingredientes; se incorporan después los polvos a la pasta, se divide la masa resultante en pastillas de 2 gr, y se secan a una temperatura de 20 a 25° O. Si se quiere pueden broncearse o dorarse estas pastillas.

  1. La mezcla, siguiente espanta a los mosquitos y tiene la ventaja de poseer olor muy agradable: esencia de canela 1 parte, esencia de pachulí 1 parte, esencia de sán­dalo 4 partes, alcohol 400 partes.

Remedios para las picaduras de los mos­quitos.

a) Entre los remedios para ali­viar la sensación tan desagradable produ­cida por la picadura de los mosquitos se encuentran la esencia de clavo, el amo­níaco, el bicarbonato sódico, el cloroformo, el timol y el jabón corriente. Pero quizá lo mejor sea una solución de cocaína al 4 por 100.